Trabajadores y trabajadoras de Triodos Bank, inspirados en esta idea de ElDiario.es, queremos compartir nuestras elecciones de lectura para estas vacaciones. Os desvelamos 12 libros que han viajado o van a viajar en nuestras maletas (o lo que cada persona se lleve) para acompañarnos en estos días libres. Sin más, aquí va nuestra lista de imprescindibles.   

Aurora, Comunicación

La desaparición | Julia Phillips

La desaparición

No la he terminado todavía, pero es perturbadora. Con la “excusa” del secuestro de dos niñas como hilo conductor de novela negra, no lo es –o no solo es eso–. Entrelaza las historias de varias mujeres relacionadas con el suceso y relata las violencias de las que son víctimas (de muchos tipos) de una forma sobria y, a la vez, cercana a su sufrimiento. Es su primera novela y, madre mía, qué alto ha puesto su propio listón. Reivindico la lectura de la obra de autoras, que tenemos que compensar siglos de invisibilidad y menosprecio. Os animo a probar, si no las frecuentáis, o a insistir si lo hacéis.

Elena, Área de Riesgos

Ikigai | Héctor García y Francesc Miralles

Mi recomendación es Ikigai. Es un libro de lectura ligera, y del que se aprende una filosofía de vida japonesa ancestral y contemporánea. Este tipo de libros siempre aportan algo de conocimiento, de fácil entendimiento y digestión. Tras leerlo puedes aplicarlo en tu vida, sin necesidad de visitar o conocer a los protagonistas y su modus vivendi. Perfecto para llevar encima y leer en cualquier rincón o momento. Ya sea con los ruidos típicos veraniegos como de familia y niños, los guiris emocionados de la playa o la sierra eléctrica de la obra de al lado.

Miguel, Auditoría

Los asquerosos | Santiago Lorenzo

Los asquerosos

Llevaba mucho tiempo pensando que lo quería leer, y ahora es el momento. Me lo han recomendado muchas personas y, aunque intento no saber de qué va para disfrutar más de la lectura, sé que el protagonista se oculta en un pueblo abandonado de la España vaciada y vive, o sobrevive, con lo mínimo. Me parece interesante para reflexionar durante las vacaciones sobre lo que necesitamos o no, desde el punto de vista material, y sobre la cuestión de estar conectados continuamente. Además, por lo que sé, está repleto de humor (ácido, puede). Eso también me llama la atención.

Víctor, Comunicación

Imán | Ramón J. Sender

Imán

Últimamente leo muchos autores españoles de finales del XIX y primera mitad del XX. Supongo que lo hago porque me ayudan a entender cómo era este país hace un tiempo, cómo hemos llegado hasta aquí y qué ha cambiado. También a veces me hacen pensar en qué sigue igual. Ramón J. Sender es uno de estos autores a los que vuelvo con regularidad. En la novela Imán, el escritor narra lo ocurrido durante las guerras de España contra Marruecos y lo hace desde un punto de vista antibelicista. Todo ello me ha llevado a meterlo en la maleta para esas vacaciones que están ya a la vuelta de la esquina.

Diana, Banca Personal

Yoga | Emmanuel Carrère

Yoga

El libro seleccionado para mis vacaciones –tan deseadas– es el de Yoga, de Emmanuel Carrère. ¿El motivo? Buscaba un libro que me hiciera reflexionar sobre cómo nuestra mente nos hace transitar de una manera u otra ante ciertas circunstancias complicadas, y creo que una pandemia mundial nos ha hecho tenerlas. Me lo recomendaron en una de mis librerías de referencia, así que, ya os contaré qué tal el viaje.

Íñigo, Legal

Los años extraordinarios | Rodrigo Cortés

Los años extraordinarios

Este verano voy a leer Los años extraordinarios de Rodrigo Cortés, a quien he seguido en sus facetas como director de cine o participante en programas de radio como La Cultureta o podcasts como Aquí hay dragones y Todopoderosos. Me apetece mucho conocer su faceta como escritor, sobre todo por qué es una novela llena de humor y falta hace poder reírnos un rato.

Como banda sonora me acompañaran Jaime Urrutia y el Loco, como vienen haciendo desde mi más tierna juventud.

María, Business Banking

El cerebro del niño | Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

El cerebro del niño

Este es el libro que me llevo de vacaciones, con la intención de leerlo si mi hijo León, de casi dos años y medio, me da permiso. Quiero entender sus procesos de crecimiento y poder acompañarle, así, de la mejor manera. Aunque es un proceso continuo que nunca termina de suceder, creo que la propuesta de estos autores, que por cierto se puede aplicar perfectamente en el día a día, me va a ser muy útil.

Javier, IT

Ohio | Stephen Markley

Ohio

Mi opción para vacaciones es Ohio, de Stephen Markley. Ha llegado a mí por recomendación de personas de las que me fio y, además, he leído muy buenas críticas sobre el libro, que voy a aprovechar para leer en inglés. Además, es un autor contemporáneo norteamericano, me atraen, y un periodista repleto de espíritu crítico. Muy capaz de escribir historias sobre la realidad, aunque a veces esta sea un poco dolorosa o desasosegante.  

Estíbaliz, oficina de Bilbao

Aquitania | Eva García Sáenz de Urturi

Aquitania

Me sumergí en el mundo de esta autora con su libro El silencio de la ciudad blanca. Me gustó su prosa fluida y los lugares comunes en los que se desarrollaba la novela, en Vitoria, que es también mi ciudad de nacimiento y en la que vivo. Así que, me voy a lanzar con confianza a por Aquitania. Una novela histórica con la que ganó el Premio Planeta 2020.

Jose Luis, Servicios Generales

Sapiens | Yuval Noah Harari

Sapiens

El libro que me va a acompañar estas vacaciones es Sapiens, de Yuval Noah Harari. De hecho, ya lo hace, que con solo dos capítulos ya me ha cautivado. Me fascina conocer cómo hemos llegado hasta aquí y por qué lo hemos conseguido nosotros, y no otra especie. Me atrae esta temática antropológica. Y me consta que hay una versión en novela gráfica que tiene muy buena pinta.

Alicia, Marketing

Comerse el tarro. Guía ilustrada para descubrir el cerebro | Isabel Minhós Martins, Manuela Manuel Pedrosa, Madalena Matoso

Comerse el tarro

Es un libro para lectores de 10 a 99 años (estoy en esa franja de edad) que habla sobre el cerebro: cómo decidimos, cómo actuamos, cómo aprendemos y cómo nos conectamos a otras personas. Está hecho por un grupo de divulgadoras portuguesas que molan mucho, en colaboración con filósofos, psicólogos y una ilustradora. Las ilustraciones están hechas en tres colores, azul naranja y negro en todo el libro, y son muy minimalistas y expresivas. De hecho, Marina, mi pequeña de 15 meses, es muy aficionada a estas ilustraciones. Como curiosidad, cuenta cómo en la antigua Grecia, Aristóteles y otros sabios consideraban que el cerebro era una pieza de refrigeración que servía para enfriar las ideas, ellos pensaban que las ideas se creaban en el corazón. Aristóteles creía que los mocos se correspondían con el líquido cerebral que se encarga de esa refrigeración. Si esto no te hace sonreír y desear leer este libro, yo ya no sé qué más hacer…

Pablo, oficina de Madrid

A sangre y fuego | Manuel Chaves Nogales

A sangre y fuego

Coincido con mi compañero Víctor (o él conmigo). Leo autores de principios del s. XX para entender la idiosincrasia española. Considero que hay algunas lecturas que deberían ser obligatorias en el bachillerato para que los estudiantes formen su pensamiento crítico y se protejan contra la polarización. En este sentido recomendaría, Madrid de corte a checa de Agustín de Foxá y la trilogía La forja de un rebelde, de Arturo Barea, que para mí es clave. Por lo que he leído de A sangre y fuego, y el prólogo que le dedica su editora, me da que estoy ante otro libro fundamental y necesario. Os lo contaré a la vuelta.