Ir directamente aNavegación principal, ¿No encuentra lo que busca? Inténtelo aquí ocontenido

Información fiscal relevante para los titulares de certificados de depósito para acciones de Triodos Bank

1. Acerca de la tributación en IRPF de las potenciales plusvalías (diferencia favorable entre el coste de adquisición y el precio de venta) en caso de venta de CDA.

Desde el año 2013 se establece que las ganancias patrimoniales (plusvalías) derivadas de las ventas de alguno de los bienes mencionados por la norma (entre los que se pueden incluir los CDA), que cuenten con una antigüedad inferior o igual al año en el patrimonio del vendedor, pasen a tributar en la base general de IRPF al tipo marginal del contribuyente que oscila entre el 24,75 % y el 56 % (52 % tipo máximo estatal y 56 % tipo máximo autonómico). Si la antigüedad es superior al año mantendrán la fiscalidad vigente en 2012 tributando en la base imponible del ahorro cuyo tipo impositivo oscila entre el 21 % y el 27 %.

2. La obligación de remitir a la Agencia Tributaria información sobre bienes y derechos situados en el extranjero con un valor superior a 50.000 €, conforme a la nueva previsión introducida en la Disposición Adicional 18 de la Ley General Tributaria.

Conforme a la Disposición Adicional 18ª de la Ley General Tributaria, a partir del 1 de enero de 2013 se establece la obligación de informar a la Agencia Tributaria sobre los bienes situados en el extranjero, si el valor de los mismos supera los 50.000 €. Esta regulación afecta a cuentas en entidades financieras, bienes inmuebles, valores, derechos, seguros y rentas depositadas gestionados u obtenidos fuera de España. Los certificados de depósito para acciones (CDA) de Triodos Bank, de los que usted es titular, son un producto emitido, depositado y gestionado en Holanda, por lo que están sujetos a esta nueva obligación fiscal informativa.

Los titulares de CDA considerados fiscalmente residentes en España, con una inversión en alguna de las categorías de bienes y derechos descritas anteriormente, superior a 50.000 € a 31 de diciembre de 2012, deben efectuar esta declaración informativa antes del 30 de abril de 2013, conforme al modelo 720 de “Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero” aprobado por la Orden HAP/72/2013, de 30 de enero.

En el caso de tener que informar sobre su titularidad de CDA tendrá que indicar el número de títulos, el precio de CDA, que a 31 de diciembre de 2012 era de 75 €, y el importe total.

La presentación de esta declaración solo será obligatoria en años sucesivos cuando el límite de 50.000 € hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 €. El modelo 720 deberá realizarse obligatoriamente por vía telemática en www.agenciatributaria.es .

Esta nueva obligación tributaria tiene un alcance meramente informativo para la Agencia Tributaria, es decir, que no implica el devengo y liquidación de ningún impuesto directamente derivado de esta declaración. No obstante, el incumplimiento de la presentación de esta declaración informativa cuenta con un régimen sancionador severo en términos de sanciones económicas por parte de la Agencia Tributaria.

Compartir en redes sociales