La descripción de este proyecto está disponible en Castellano
“Picar algo no significa comer mal”. Siguiendo esta premisa, Rachid Harrassi y Raquel Valls han fundado Mostassa, un café bar ubicado en una antigua tienda de muebles en el barrio del Eixample, en Barcelona. En él, se incentiva el consumo de productos ecológicos, locales y de temporada.


“Mostassa es un lugar acogedor en el que poder empezar el día tomando un café de calidad y dulces caseros; para comer, un sándwich vegetal ecológico o uno de nuestros hot dogs con carne ecológica; y, por la noche, disfrutar de unas tapas y una buena cerveza artesanal”, explican los promotores del establecimiento, interesados en desarrollar una filosofía por la buena comida.


Rachid y Raquel han contado con la financiación de Triodos Bank para el acondicionamiento de este restaurante que va más allá del uso de productos ecológicos y cuya especialidad son los bocadillos, la cerveza artesana y en el que destaca, sobre todo, la pasión por lo hecho a mano.