Las crisis ecológicas actuales requieren no sólo una mejor financiación y modelos de riesgo y de negocio nuevos, sino también un cambio sistémico en el que las empresas y las personas vean el valor de los residuos que actualmente se desechan en los vertederos y comprendan los daños ecológicos y sociales que provocan.

Triodos Bank sostiene que este cambio de normas alejará a las economías del modelo sistémico basado en “coger, fabricar, desechar” hacia otro en el que los recursos se valoren, se utilicen y se reutilicen realmente a lo largo de toda la cadena de valor. Para lograrlo, las medidas que se tomen no deben consistir únicamente en fomentar negocios basados en la circularidad, sino también en desmantelar la economía lineal y restaurar la naturaleza. 

Agotamiento de las reservas del planeta

La demanda creciente de recursos naturales por parte de nuestras economías va a agotar las reservas del planeta, conducirá a la extenuación de los recursos y al deterioro de los entornos naturales y de los ecosistemas. En la actualidad, cada año entran en la economía más de 100.000 millones de toneladas de residuos (solo el 7,2 % se recicla o se vuelve a utilizar), que no se emplean para cubrir nuestras necesidades básicas, sino que se introducen en un sistema de consumo y producción excesivos alimentado por una expectativa de productos baratos, poco duraderos, no reutilizables y disponibles rápidamente en la puerta de nuestra casa.

El problema se agrava por nuestro enfoque deficiente de la contaminación y la gestión de residuos. La mayoría de los productos y materiales llegan al final de su vida útil antes de tiempo, normalmente en un vertedero sin reciclaje previo o una recuperación de materiales o energía. Esto supone un despilfarro de los recursos y tiene efectos perjudiciales sobre el entorno y la biodiversidad. 

Además, nuestra incapacidad para utilizar los recursos de forma eficiente obstaculiza la consecución de otros objetivos medioambientales como los climáticos porque la extracción y el procesamiento de los recursos naturales suponen aproximadamente el 50 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero.

¿Cómo debe contribuir el sector financiero?

Las instituciones financieras deben financiar iniciativas nuevas y comprometerse con los y las clientes ya existentes para facilitar y fomentar una circularidad y conservación mayor de la naturaleza. Esto implica repensar los modelos de negocio para pasar del enfoque del uso lineal de los productos a uno circular. 

También se podría lograr un cambio impactante con un incremento de préstamos e inversiones en empresas que rediseñen productos en consonancia con la naturaleza y la circularidad, así como si se dirige la financiación hacia negocios cuya actividad se centre en la fabricación de los ciclos de vida de los productos.

La fijación de precios reales es potencialmente el camino más rápido hacia la circularidad y que el sector financiero debería apoyarla porque garantiza que se tengan en cuenta los costes derivados de la producción y el consumo insostenibles quesupone que en realidad los productos no sostenibles son más caros que los que sí lo son. La sostenibilidad y la restauración de los recursos no pueden lograrse si las materias primas siguen con precios más baratos que los de los materiales secundarios y si existe una falta de transparencia en torno al uso de los recursos y el abastecimiento a través de las cadenas de suministro.

El enfoque de Triodos Bank

Triodos Bank ha identificado los sectores prioritarios que tendrán el impacto mayor y más inmediato sobre los recursos y el medioambiente. Se trata de la construcción, las soluciones basadas en la naturaleza, las TIC y las energías renovables, así como la industria manufacturera. En estos sectores Triodos Bank se centrará en aliviar la presión sobre los recursos naturales y los ecosistemas, prolongar la vida útil de los productos y evitar los residuos y el “downcycling”.

Temas de transición

Los recursos son uno de los cinco temas de transición que Triodos Bank ha identificado para crear un mundo en el que todas las personas dispongan de los recursos necesarios para llevar una vida plena, mientras la economía funciona en armonía con la naturaleza y no contra ella, dentro de los límites planetarios. Triodos Bank centra sus operaciones empresariales en estas cinco transiciones interrelacionadas que incluyen también las de energía, alimentación sociedad y bienestar. Nuestra misión como institución financiera es posibilitar y acelerar esas transiciones vitales.

Sobre Triodos Bank

Triodos Bank es un banco europeo independiente fundado en 1980, referente en banca ética y sostenible. Su modelo de negocio bancario está basado en la transparencia y combina la rentabilidad financiera con la rentabilidad social y medioambiental. Opera en los Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Alemania y España bajo supervisión del Banco Central Holandés y la Autoridad de Mercados Financieros holandesa. En España, el Banco de España supervisa a Triodos Bank en materia de interés general, liquidez, transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. También opera en más de 40 países de África, Asia, América Latina y Europa del Este a través de sus fondos de inversión y microcréditos.

Triodos Bank es cofundador de la Alianza Global para una Banca con Valores, una red formada por más de 70 bancos referentes en sostenibilidad en todo el mundo que promueven una renovación del sistema financiero desde un enfoque sostenible.