Konturatu es una palabra en euskera que significa “darse cuenta”. Precisamente esta consciencia es la que promueve esta compañía vasca que tiene como objetivo el desarrollo integral de los trabajadores en el ámbito de los riesgos laborales.


Además, con técnicas de “coaching” o “mentoring”, se busca incrementar el nivel funcional del equipo para mejorar el desempeño del mismo. “Conseguimos trabajadores proactivos, protagonistas de su propio cambio y artífices de su evolución”, señala Martín Silva, promotor de Konturatu.


Para continuar con el desarrollo de su actividad, Konturatu ha contado con financiación de Triodos Bank.