iBrok es una correduría de seguros fundada en 2010 con “una apuesta firme y decidida por impulsar otra forma de realizar la mediación en seguros, de forma ética y transparente”. Su actividad se fundamenta en el acercamiento al cliente en base a la especialización.


La correduría apoya a los sectores social y medioambiental y fomenta prácticas sostenibles implantando hábitos ecológicos en su ofimática (digitalizando sus documentos y con el fomento del uso del correo electrónico), papelería (imprimiendo solo lo imprescindible) y residuos (mediante su separación y clasificación).


iBrok ha contado con financiación de banca ética.