Tras decidir cambiar su rumbo profesional y personal, Enric Campillo empezó en 2005 la producción agrícola en su finca de Capolat, en la comarca del Berguedà, Barcelona, con la colaboración de 3 socios más. Un año más tarde Horta de Capolat ya estaba inscrita en el Consell Catalá de Producció Agroecológica.


“Nuestra voluntad es potenciar y expandir variedades locales y volver a poner en la mesa de las personas lo que la industria alimentaria ha ido desestimando”, explican sus promotores haciendo referencia a alguno de los productos ecológicos que cultivan. Entre ellos, diferentes variedades de patatas de montaña, legumbres autóctonas y hortalizas de la comarca del Berguedà. Todo se vende directamente a familias, en mercados locales y también a través de su página web.


Para continuar con el desarrollo de sus actividades de agricultura ecológica y realizar la perforación de un pozo de agua y su mecanización, Horta de Capolat ha recibido financiación de Triodos Bank.