La descripción de este proyecto está disponible en Castellano
A principios de los años 90, Barcelona contaba con varias salas y museos de artes visuales, pero apenas existían espacios dedicados a la creación. De ahí surgió AAVC, la Associació d'Artistes Visuals de Catalunya, dedicada a gestionar espacios que favorezcan la creación artística dentro de las artes visuales.


En 1996 esa voluntad se materializó con el alquiler de una antigua fábrica textil en Poblenou y en 1997 Hangar abrió sus puertas como centro de creación audiovisual. Con el tiempo, Hangar reforzó la producción y postproducción de proyectos multimedia, lo que dio lugar a la creación del Medialab, actualmente formado por el laboratorio de imagen digital y el laboratorio de interacción. Uno de sus objetivos es contribuir a la autonomía del artista para poder producir sus propios trabajos.


La Fundació Privada AAVC se creó en 2002 y lleva la parte creativa del proyecto. En los últimos años la fundación se ha internacionalizado con la llegada de artistas extranjeros. También se ha ampliado el centro y se ha creado un área de I+D+i. Para continuar con su labor de promoción cultural a través de las artes visuales, la fundación ha contado con el apoyo financiero de Triodos Bank.