¿Te imaginas en el lejano oeste, en plena fiebre del oro, teniendo que resolver una serie de enigmas para escapar de una estancia? ¿O en una habitación basada en la magia y en el mundo de Harry Potter? Esta es la propuesta de Escape Land, una “escape room” ubicada en Barcelona en la que la creatividad y el trabajo en equipo son las claves para alcanzar el éxito.


El fenómeno de las “escape room” es un fenómeno en aumento a escala mundial. En Europa inició su andadura en Hungría en 2011 y hoy en día está presente en prácticamente cualquier gran ciudad. En Barcelona capital existen más de 20. Escape Land, con financiación ética, se ha unido a ellas con un servicio multilingüe y la intención de renovar sus temáticas cada 3 años.


Además de funcionar como actividad de ocio, este tipo de salas fomentan la cooperación y la imaginación y también presentan una vertiente educativa al trabajar con cálculos, lógica y cultura general.