Hace más de 25 años que David Campos e Irene Sabas fundaron su propia compañía de danza privada. Ambos fueron durante los años 80 bailarines solistas del Ballet Real de Flandes. A su regreso a España en 1987 crearon la Compañía de Ballet David Campos. “Nuestra voluntad es recuperar el valor, rigor y disciplina de la danza clásica e incorporar tendencias contemporáneas”, afirman.


Desde su creación, la compañía ha actuado por todo el mundo y ha formado a grandes bailarines de ballet clásico. Algunas de las obras de su repertorio con mayor reconocimiento del público y la crítica son el Cascanueces, Don Quijote, Giselle, La bella durmiente o Carmina Burana, entre otras.


Además de la compañía, el Ballet David Campos cuenta con una escuela dedicada a la enseñanza del ballet en todos sus niveles. “El propósito de la escuela es acercar este arte universal a los más jóvenes y proporcionar al alumno una actividad saludable como vía de expresión”, explican los promotores. En Triodos Bank les hemos concedido financiación para continuar con su actividad.