La andadura de Com-caL comienza en una empresa dedicada a la producción y comercialización de morteros de cal aérea. “Nace con el objetivo de ser un punto de encuentro para dar a conocer y reivindicar las propiedades naturales y beneficios del uso de la cal aérea en pasta”, explican sus fundadores. Poco a poco, y con la demanda creciente, empiezan a introducir nuevos productos en su oferta, hasta acabar desarrollando pinturas artesanales de arcilla y ceras. De hecho, Com-caL produce y comercializa una línea de pinturas de estos materiales, naturales y sin agregados químicos.


Sus proyectos son dispares y trabajan tanto para entidades públicas como empresas. Se han encargado de algunas restauraciones en edificios históricos como la fachada de la Plaça Francesc de Macia o la Rambla Catalunya en Barcelona. También imparten cursos de bioformación y charlas sobre pintura ecológica.


Con la financiación de Triodos Bank, Com-caL ha acometido la compra de material necesario para la ejecución de sus proyectos.