Desde 1870 lleva Chocolates Gluki endulzando la vida de los amantes de los bombones. Se trata de una empresa familiar, con sede en Olot, Girona, que se dedica a la producción y venta de chocolates y bombones con certificación ecológica.


A lo largo de todos estos años, Chocolates Gluki ha ido adaptándose a las necesidades de los clientes y a diferentes momentos históricos, “como después de la Guerra Civil, cuando el único cacao que había venía de Guinea, entonces una colonia española”, tal y como relatan sus actuales promotores.


Chocolates Gluki ha recibido financiación de Triodos Bank para continuar elaborando sus productos que aúnan “calidad, métodos artesanales y respeto por la naturaleza”.
Cuando conocí Triodos Bank en un programa de televisión pensé: ¡un banco que comparte nuestras ideas, tenemos que trabajar con ellos!
Sara Barcons, promotora de Chocolates Gluki