Con tradición y responsabilidad ecológica se desarrolla el proyecto Bona Mel, que desde su creación en 2006 ha saboreado una dulce trayectoria. Se trata de una empresa dedicada en exclusiva a la producción de miel ecológica, aprovechando las ventajas que ofrece la naturaleza de la zona alicantina donde se ubica.


Bona Mel se ha convertido en uno de los productores más importantes en España con un censo de más de 1.000 colmenas que reportan unos 40.000 kg de miel ecológica al año. El criador de las abejas juega un papel importante en todo este proceso, ya que es él mismo quien envasa la miel.


La Sierra del Cid en Petrer es el escenario de la finca rústica de 63 ha que en Triodos Bank hemos financiado. El proyecto se enfoca a “transferir la producción biodinámica a un entorno que combine los recursos naturales y algunas posibles mejoras”, cuentan sus promotores.
Las abejas son un eslabón fundamental para nosotros y para la cadena trófica del ecosistema, siendo un factor muy importante para la naturaleza y la cadena alimenticia.