En el año 1996, Clemente y Fermín Fernández fundaron Algamar, una sociedad que se dedica a la recolección, secado y elaboración de productos a base de algas marinas para su uso alimentario.


Esta empresa gallega, que ha contado con financiación de Triodos Bank, presenta las algas autóctonas de la costa atlántica en forma deshidratada. “Es un método tradicional y seguro de conservación en las culturas y pueblos consumidores de algas”, tal y como señalan los hermanos Fernández.


Entre su gama de productos, todos con certificación ecológica, están los espaguetis de mar, wakame, kombu o algas para ensaladas.