A descrición do proxecto está dispoñible en español
Cada hilo se va entrecruzando con los demás de forma artesanal en los telares de Teixidors hasta elaborar un tejido único. Detrás está el esfuerzo y la dedicación de 30 trabajadores artesanos, 23 de ellos con problemas de aprendizaje. Así se va tejiendo también su futuro laboral y su inserción social, al mismo tiempo que se ofrecen al mercado productos de calidad: plaids, cortinas, bufandas, chales, corbatas, etc.


Este centro especial de empleo se creó en 1983 y, desde entonces, elabora tejidos de forma artesanal, empleando materiales como cachemir, lana, lino o seda. Tras un proceso de aprendizaje de entre 3 y 5 años, los trabajadores reciben el carné de tejedor artesano, otorgado por Artesania Catalunya. Debido a su calidad final, los productos de Teixidors están creciendo en ventas en países como Francia, Austria, Reino Unido y EE.UU. Para continuar con su actividad, Teixidors cuenta con financiación de Triodos Bank.
Detrás de cada pieza se esconde una historia entretejida por las manos de un artesano/a.
Juan Ruiz, gerente de Teixidors