A descrición do proxecto está dispoñible en español
“Tras los cambios ambientales y sociales del medio rural producidos durante el último siglo (despoblamiento, pérdida de costumbres y cultura tradicionales) no existen, en la actualidad, suficientes espacios de análisis y reflexión acerca de cómo surgieron y sus consecuencias”, afirma Jara Vicente, miembro del Observatorio para una Cultura del Territorio (OCT).


El OCT se crea en 2009 con el objetivo de ofrecer un foro donde debatir sobre la construcción de alternativas reales y el uso sostenible de recursos naturales asociados a la agroecología y soberanía alimentaria, “conceptos centrados en la conservación y reproducción del patrimonio y sus valores rurales, que relacionan la producción, los servicios ambientales, de conservación, biodiversidad y de equilibrio ecológico claves para su desarrollo”, explica Jara, y añade: “El proceso de trabajo se basa en la acción-reflexión-acción enmarcados en la metodología de Investigación Acción Participativa”.


De este modo, la organización pretende servir de puente entre los agentes de la gestión del territorio y la administración pública, para la construcción de alternativas reales adaptadas al contexto concreto de cada entorno rural. El OCT ha contado con financiación de Triodos Bank para continuar con su actividad.