A descrición do proxecto está dispoñible en español
Todo empezó con una necesidad familiar. En 2007, los creadores de Grupo Praysa acometieron obras en su propia casa para facilitar el acceso a una persona con movilidad reducida. Tras eliminar todas las barreras arquitectónicas, decidieron dedicarse a ello profesionalmente. Hoy, la empresa diseña proyectos para la instalación de ascensores en edificios que carecen de ellos y acaban, así, con parte de los problemas de acceso a las viviendas.


La iniciativa es integral. Los profesionales que forman parte de la compañía se encuentran especialmente sensibilizados con el bienestar de las personas que habitan edificios sin transporte vertical. Con su capacidad de innovación resuelven el 98% de los casos que se les presentan, a pesar de la complejidad técnica de algunos de ellos, y asesoran a las comunidades y vecinos en materia económica, de ayudas y subvenciones. Además, siempre abogan por aparatos eficientes en materia energética.


Praysa ha contado con financiación de Triodos Bank para llevar a cabo su actividad habitual.