A descrición do proxecto está dispoñible en español
Emiliano Arencibia combinaba su profesión de cambullonero en el puerto con un pequeño puesto en el mercado central de Las Palmas de Gran Canaria hasta que, en 1963, empezó a utilizar la marca Emicela para vender sus productos de café.

Desde entonces, su actividad ha ido creciendo hasta la comercialización de productos alimenticios, bebidas, menaje, acogida y textil para aprovisionar a hoteles, restaurantes, cafeterías y supermercados.

El café producido por Emicela cuenta con materia prima certificada Rainforest Certified Alliance, es decir, fabricada en fincas que se centran en conservar la vida silvestre, proteger los suelos y asegurar el bienestar de los trabajadores.

Además, Emicela se preocupa por la gestión de residuos, el ahorro energético y la reducción de CO2 de la atmósfera. También colabora con asociaciones que trabajan con personas con alguna discapacidad.

En Triodos Bank hemos financiado a Emicela, que cuenta con 7 delegaciones nacionales y 10 filiales repartidas en América, África y Asia, para que amplíe el área de distribución de sus productos.