Catalina y Antonio Ferragut constituyen Talleres Rafael como empresa en el 2004. La línea de actividad de la compañía es muy clara, llevar a cabo adaptaciones de vehículos para cubrir las necesidades que les surjan a la hora de conducir a personas con discapacidad física.


Aunque Talleres Rafael nació en 2004, en realidad su historia se remonta a algunos años antes, en concreto hasta 1971. En ese momento, Rafael Ferragut, padre de los promotores, pone en marcha un taller especializado en la misma actividad que han continuado sus hijos.


A pesar de que la automoción se ha modernizado y del intenso desarrollo vivido en este campo durante las últimas décadas, las necesidades especiales continúan existiendo y Talleres Rafael ofrece soluciones a las mismas.


Talleres Rafael ha recibido financiación por parte de Triodos Bank para invertir en sus instalaciones y equipamiento.