En 2003, el ingeniero y arquitecto técnico Jesús García decidió llevar a la práctica su convicción de que podíamos hacer más por el planeta si generábamos y consumíamos energías renovables producidas, en su caso, mediante instalaciones fotovoltaicas. En aquel momento instaló 10 con una potencia nominal de 5 kW en Calzada de Calatrava, Ciudad Real. Y también desde entonces dedicó parte de su tiempo a asesorar en materia de eficiencia energética a empresa y particulares.


Con la financiación de Triodos Bank, Jesús ha construido la sede de la compañía en un terreno de Guadarrama, Madrid. Se trata de un edificio de 3 plantas y 350 m2 que se caracteriza por su bajo consumo energético y que cumple con varios de los aspectos exigidos por el estándar Passivhaus. Dispone de una instalación fotovoltaica de 6.500 W sobre cubierta, colectores solares para agua caliente y una bomba de calor geotérmica conectada a techo radiante como complemento a la producción de agua caliente y a las necesidades de climatización.