La descripción de este proyecto está disponible en Castellano
“Independiente, sostenible, consolidada, motivada y en constante crecimiento”. De esta forma se define Can Cet, una empresa social que trabaja desde 1995 para ofrecer un futuro laboral a sus empleados: personas con diversidad funcional. Con su actividad, esta entidad mitiga situaciones de vulnerabilidad nacidas a partir de la falta de estimulación, visualización o apoyo de las potencialidades de cada persona por parte de sus entornos.


Para lograr los mejores resultados en su labor, Can Cet Centre divide su actividad en 3 grandes áreas, una social y 2 productivas (servicios y medio natural). La primera se gestiona principalmente desde las “unidades de apoyo a la actividad profesional”. A través de esta línea se llevan a cabo labores de selección, formación, intervención y seguimiento psicosocial. Sus actuaciones se llevan a cabo con cada nueva incorporación de forma individualizada.


En las áreas restantes se analizan y ponen en marcha las oportunidades laborales que surgen para los miembros del centro. Una parte importante de estos servicios en los que Can Cet está presente tienen relación con el cuidado del medio ambiente. Un ejemplo es la construcción del huerto ecológico en el Centro Budista Kadampa que la Comunidad Budista Mahakaruna mantiene en Sant Salvador de Guardiola, Barcelona.