La descripción de este proyecto está disponible en Castellano
En mayo del año 2000, un grupo de afectados por daño cerebral adquirido y sus familiares crearon la Asociación de Daño Cerebral de Vigo, Alento. Su finalidad: cubrir la carencia de servicios específicos para la atención de estas personas que, desde su punto de vista, se estaba dando en la provincia de Pontevedra.


La misión de la entidad es “trabajar con personas con daño cerebral adquirido fomentando su desarrollo personal, familiar y social”. Para ello cuenta con servicios adaptados a las necesidades de los usuarios, unos 250 habitualmente, como por ejemplo su centro de día. En él, y a través de diferentes talleres, se trabaja el bienestar físico y emocional de las personas, también su inclusión social y laboral, su desarrollo personal y la divulgación. Asimismo, entre sus actividades se encuentra el transporte y labores de emergencia social con inmigrantes o personas en riesgo de exclusión.


Alento, que es miembro de la Federación Española de Daño Cerebral y fundó la homóloga a escala regional, ha contado con financiación de banca ética para la construcción de sus instalaciones.