Fiscalidad

Con respecto a la fiscalidad de las adquisiciones o ventas de certificados de depósito, son aplicables la legislación española y el Convenio Hispano-Holandés para evitar la doble imposición en materia de Impuestos sobre la Renta y sobre el Patrimonio, de fecha 16 de junio del 1971 (BOE 16/10/1972).

 

RETRIBUCIÓN SIN RETENCIÓN FISCAL
Mediante la suscripción gratuita de nuevos CDA emitidos con cargo a reservas (prima de emisión). En cuyo caso:

  • La ganancia obtenida solo tributará en España cuando se vendan los CDA y se genere la plusvalía por la diferencia entre el precio de venta y el de adquisición de los mismos, sin sufrir retención/tributación alguna en Holanda.
  • Las plusvalías obtenidas mediante nuevos CDA emitidos con cargo a reservas no tributan hasta el momento de su venta cuando se produzca la ganancia patrimonial. Este aspecto permite adecuar el momento de venta al escenario fiscal que considere más oportuno.
  • Aquellos titulares que deseen recibir dinero en metálico como retribución de sus CDA, pueden optar por la retribución en forma de nuevos CDA y proceder a su posterior venta. En este caso estarían sujetos al régimen de tributación de la base imponible del ahorro, y tributarán al tipo que corresponda según el tramo de la base imponible del ahorro.

RETRIBUCIÓN CON RETENCIÓN FISCAL
Mediante la recepción del dividendo en metálico. En cuyo caso:

  • En aplicación del Convenio de doble imposición Hispano-Holandés, el dividendo sufrirá una retención/tributación en Holanda del 15 %, que puede no ser objeto de recuperación vía deducción en España, ya que desde el 2015 se ha suprimido en España la exención fiscal de los dividendos percibidos por importes igualeso inferiores a 1.500 €.
  • El dividendo percibido deberá ser declarado en España como un rendimiento más de la base imponible del ahorro pero recibido de fuente extranjera por tratarse de un producto holandés. Desde 2015, la retención/tributación del 15 % practicada en Holanda conforme al Convenio de Doble Imposición Hispano–Holandés resultará deducible en España alefectuar la correspondiente declaración de IRPF. Será objeto de una retención adicional en España del 19 % en 2016 y en adelante, salvo futuras modificaciones legales.
  • En el caso de percepción del dividendo en metálico, se tributará en España en el mismo ejercicio en que se percibe. 

En el caso de percepción del dividendo en metálico, se tributará en España en el mismo ejercicio en que se percibe.

                                                                               Ver las Novedades Fiscales 2015 >