Análisis del riesgo del producto de inversión cda desde la triple aproximación de rentabilidad, seguridad y liquidez

Triodos Bank NV es una sociedad anónima domiciliada en Holanda y autorizada para operar como entidad de crédito, y que actualmente cuenta con sucursales en cinco países europeos. El capital social del banco está dividido en acciones que son suscritas en su totalidad por un socio único, la Fundación para la Administración de las Acciones de Triodos Bank (SAAT, en sus siglas en holandés) para salvaguardar la misión del banco, ya que la SAAT conserva los derechos políticos de las acciones.

Para posibilitar la participación de inversores particulares e institucionales en el capital del banco, la SAAT, emite los certificados de depósito para acciones (CDA) que son títulos negociables no canjeables por acciones. Cada CDA se corresponde con una acción del banco y es objeto de negociación en un mercado interno, sobre la base de que el precio de transmisión tiene que ser igual al valor patrimonial contable en cada momento de la acción subyacente en cada CDA. La razón de dicha fijación del precio es impedir la especulación con los CDA garantizando que las transacciones sobre los mismos se efectúan en base a un precio objetivo.

Los CDA son un producto de inversión, no un producto de ahorro bancario. Por este motivo la inversión en los mismos no se encuentra protegida ni garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos o similar. El tratamiento de los CDA en el país de emisión (Holanda) es el de un producto no complejo. En España realizamos a nuestros clientes una valoración en función del conocimiento del cliente del propio producto mediante nuestro Test de Conocimiento Triodos. 

Los CDA atribuyen a sus titulares:

A. Los derechos económicos de las acciones del banco.
B. El derecho a la asistencia a la Junta General Anual de Accionistas y a expresarse en esta.
C. El derecho a la asistencia a la Junta Anual de Titulares de CDA y a ratificar a los miembros del patronato de la fundación (a propuesta del Comité Ejecutivo de Triodos Bank NV).

Resumen de los elementos de riesgo asociados a los CDA

RENTABILIDAD
La rentabilidad de los CDA está vinculada a la de las acciones del banco. Depende, por tanto, de los resultados económicos de Triodos Bank en cada ejercicio. Dicha rentabilidad es variable y podría ser nula en el caso de que el banco no obtuviera beneficios, ya que entonces no se podrían repartir estos ni se incrementaría el valor de los CDA con los beneficios no repartidos. La rentabilidad histórica ha sido positiva, aunque rentabilidades pasadas nunca garantizan rentabilidades futuras.

SEGURIDAD
En caso de resultados económicos negativos (pérdidas) del banco, el valor/precio de cada CDA, que es esencialmente coincidente con el valor neto contable de cada acción del banco, se puede reducir y, por tanto, perder parte o todo el dinero invertido ya que el valor de los CDA depende del valor patrimonial de Triodos Bank. Si el banco experimentara pérdidas el valor de los CDA se reduciría, y podría colocarse por debajo del coste de adquisición del CDA. Esta posibilidad negativa también ocurre con las acciones adquiridas en Bolsa, pero en el caso de estas no se depende solo del valor patrimonial de la empresa que emite las acciones, sino también de los vaivenes y especulaciones en los mercados. El valor de los CDA se ha ido incrementando cada año, pero ello no garantiza que estos no puedan perder valor en un momento determinado.

LIQUIDEZ 
Los CDA no cotizan en mercados secundarios oficiales, sino que solo se pueden comprar o vender en el mercado interno de CDA que
gestiona el propio banco (Triodos Bank NV) en Holanda por delegación del emisor (SAAT). Triodos Bank NV Sucursal en España actúa como mero comercializador de los CDA en España. En principio, la liquidez del producto es más limitada que la de otros productos que cotizan en mercados oficiales o sistemas multilaterales de negociación, ya que estos están abiertos a todo el público en general y cotizan en mercados secundarios organizados. Otra importante diferencia de los CDA con las acciones y demás productos de inversión que cotizan en bolsa es que los CDA se ven afectados por la medida antiespeculativa, consistente en que en el mercado interno de CDA hay que venderlos a un precio fijo predeterminado en cada momento y coincidente con el valor contable publicado por el banco. Por ello, no se puede bajar el precio de venta cuando se pretende vender y hacer líquido el producto rápidamente (lo que sí puede hacerse con las acciones que cotizan en mercados secundarios oficiales). Sin embargo, los CDA cuentan, desde el punto de vista de la liquidez, con la ventaja de que el propio Triodos Bank mantiene una reserva económica (conocida como buffer), consistente en una cantidad de dinero que se aprueba en cada Junta General Anual de Accionistas, y que asciende a un 2 % del capital del banco. Dicho buffer se puede usar por Triodos Bank para comprar CDA a los titulares interesados en su venta, de forma que hagan líquido el producto con rapidez. Luego, el banco vende esos CDA a terceros interesados en adquirirlos. Ese depósito de liquidez para comprar CDA se encuentra limitado cuantitativamente y Triodos Bank se reserva el derecho a utilizarlo para la finalidad mencionada por lo que podría darse el caso de que el titular desee vender CDA y no se pueda llevar a cabo la venta de inmediato.

Triodos Bank NV Sucursal en España actúa exclusivamente como comercializador de los CDA en España informando a los clientes de las características del producto, pero sin que en ningún caso se efectúen recomendaciones personalizadas ni teniendo en cuenta las circunstancias personales del cliente, por lo que nunca se realiza asesoramiento sobre inversiones o sobre la adecuación del producto al cliente concreto. Triodos Bank NV Sucursal en España se limita a informar sobre el producto y recibir y transmitir las órdenes de compra o venta.