Descripció del projecte només disponible a Castellà
La actividad de este comercio de frutas comenzó hace más de 50 años de la mano de Javier Pueo. En 2009, sus hijos Javier y Álvaro decidieron continuar la labor de su padre y crearon Frutas Villa Pepita.


Cultivan principalmente manzanas Golden, Gala y Fuji y pera Conference. Toda la producción está certificada por global Gap y gran parte tiene el sello 0 residuos. Su objetivo es hacer de Frutas Villa Pepita una empresa de producción ecológica.


“La magia de la tierra de Cofita (Huesca), pueblo situado al pie de los Pirineos oscenses, crea un microclima extraordinario que nos permite cultivar la mejor manzana y conseguir de ella un color, sabor, dureza y aromas incomparables”.