Descripció del projecte només disponible a Castellà
En el Camino de Santiago encontramos Espinoso de Compludo, un pequeño pueblo de la comarca leonesa de El Bierzo. La migración a la ciudad dejó el pueblo casi abandonado. Fue allí donde Ana Baz imaginó un refugio de calma y paz.


En 1994 comenzó a rehabilitar, con financiación de Triodos Bank, casas con más de 100 años de antigüedad. Manteniendo su estructura original y empleando los mismos materiales (madera, piedra y pizarra) hay disponibles 10 casas rurales con capacidad para 45 personas y una posada con 5 habitaciones, todo ello perfectamente equipado.


Los alojamientos disponen de agua caliente, calefacción, cocina, televisión y frigorífico, además de espacios habilitados para realizar talleres o actividades en grupo. Con el impulso de Ana, Espinoso de Compludo es ahora un pueblo de calles empedradas al que antiguos y nuevos pobladores retornan para disfrutar de una forma de turismo sostenible.
Aquí uno se siente diferente. Es un lugar de encuentro con lo que uno tiene o es, con otras gentes.
Ana Baz, promotora de Espinoso de Compludo